Alanis Morissette y su experiencia como runner

La cantante es fanática del running y participó en carreras importantes como la Maratón de Nueva York. “Al convertirme en corredora he conseguido que sea imposible que me deprima. Si algo me está afectando mucho a nivel emocional, simplemente salgo a trotar y de repente me calmo, y sé que volveré a casa viéndolo todo más claro”.

14 de septiembre de 2020

La cantante Alanis Morissette ha contado en varias entrevistas que correr la inspira para escribir canciones. Como sabemos, al hacer actividad física se liberan endorfinas y se mejora el estado de ánimo.

La cantante da fe de ello y en cada entrevista, se confiesa. “Escucho música de estilos muy variados, y en ese momento me siento como una tierra muy fértil”, explicó.

Y agregó que el running es fundamental en su vida para mantener un buen estado de ánimo: “Siempre he luchado para aguantar bien los altibajos, los picos de depresión o de alegría. Pero al convertirme en corredora he conseguido que sea imposible que me deprima. Si algo me está afectando mucho a nivel emocional, simplemente salgo a trotar y de repente me calmo, y sé que volveré a casa viéndolo todo más claro”.

Amante del deporte

Alanis ya ha participado de varias carreras, entre ella ni más ni menos que la Maratón de Nueva York.

“Siempre hice mucho deporte. Practiqué cross training, kickboxing, capoeira, kite surf… de todo. Pero me encanta correr, y desde que empecé quería completar un maratón. Era un sueño que finalmente cumplí”.

Respecto a cómo complementa su entrenamiento con la alimentación, dice que suele comer de manera muy sana: “Consumo muchas ensaladas de col. Pongo col en casi todo lo que tomo, hasta en la sopa. Me siento como Popeye. Soy vegetariana al 90%. Creo que es algo que encaja muy bien con el deporte”.

Igualmente reconoce que se permite algunos gustos, “como tomar vino tinto», por dar un ejemplo.

«Hasta considero divertido tomar marihuana de vez en cuando, como terapia de relajación. Además, si tenga una fiesta con amigos disfruto de beber un Martini, por ejemplo. Pero siempre hago todo con un cierto equilibrio”, cuenta sin pudor y con una sonrisa de oreja a oreja.

Temas relacionados