¿Cuánto sirve entrenar con un running team?

Entrenar con un grupo permite compartir objetivos, carreras y correr acompañado. También potencia el rendimiento de los runners.

18 de febrero de 2020

Entrenar con un running team no tiene que ver con correr más rápido, aunque pueda generarlo. El estar dentro de un grupo de entrenamiento brinda un sentido de pertenencia que potencia al corredor y genera (al menos, para la gran mayoría), diversos beneficios.

Formar parte de un running team es una manera «económica» de contar con un entrenador que prepare una rutina, brinde consejos y corrija posturas o técnicas.

El formar parte de un grupo también brinda un espacio de compañerismo, en el que los integrantes comparten gustos (la pasión por correr), metas (mejorar, o disfrutar del running propiamente), y hasta incluso, organizan eventos sociales o viajes para correr a diferentes lugares.

Al mismo tiempo, muchas veces los runners encuentran compañeros de un mismo ritmo, los que les abre el camino a tener con quien entrenar, e incluso, de acuerdo al grado de preparación, también permite potenciar el rendimiento, gracias a seguir los pasos de alguien que cuenta con una mayor velocidad.

Por último, no se descarta el encontrar pareja. Muchas veces, el compartir carreras, entrenamientos y viajes genera lazos que pueden derivar en citas.

A su vez, también hay quienes prefieren entrenar en soledad.

Temas relacionados