De ser abandonada por su padre a medallista olímpica

Simone Biles es una de las mejores gimnastas artísticas del planeta. Pero de pequeña fue abandonada por sus madres y dada en adopción.

13 de mayo de 2020

Las lágrimas de emoción se confundían con la ovación de los espectadores. Eran los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y todos la aplaudían de pie. No era para menos: Simone Biles ganó la medalla de oro en gimnasia artística, con una presentación perfecta. Así, obtuvo el reconocimiento popular.

Pero su historia va más allá del deporte, y muestra a una deportista que superó un sinfín de obstáculos que le puso la vida.

Como atleta, la afroamericana se caracteriza por su potencia y por el alto grado de dificultad en sus rutinas. En la vida diaria también, porque dejó atrás muchos inconvenientes a corta edad.

La gimnasta nació el 14 de marzo de 1997. Ese mismo día, su padre se levantó de la cama, la vio a ella junto con sus siete hermanos, y decidió abandonarlos.

Su madre tampoco pudo ayudarlos. Cayó en el mundo del alcohol y las drogas.

Por lo tanto, terminó en un orfanato por seis años, hasta que sus abuelos maternos, Ron y Nellie Biles, quienes pasaron a ser sus padres oficialmente.

En 2003, al verla inquieta y con ganas de hacer deporte, la enviaron al centro de gimnasia Bannon’s Gymnastix. Ese hecho le cambiaría la vida.

Los profesores vieron que tenía talento y le recomendaron a la familia que la inscribiera en la escuela de gimnasia, escenario en el que comenzó a sobresalir.

¿Cuál fue el resultado? Entre los logros de Simone sobresalen cuatro veces campeona nacional en la competencia general individual (2013, 2014, 2015 y 2016).

Además, logró de manera consecutiva el título durante tres temporadas (2013, 2014 y 2015), además de ser tres veces campeona mundial en suelo (2013, 2014 y 2015).
También fue la única gimnasta en ser campeona del mundo general individual tres veces de forma  y dos veces campeona mundial en barra de equilibrio (2014 y 2015).
La frutilla del postre fue el campeonato olímpico en los Juegos Olímpicos de Rio. En Brasil descolló en la competencia general individual, colgando la medalla de oro en su pecho en 2016.
¿Se puede pedir algo más?
Temas relacionados