Dejar de hacer ejercicio por sólo diez días afecta al cerebro

Un estudio determinó que en ese plazo se reducía el flujo sanguíneo hacia varias zonas cerebrales, incluida la que es responsable de las funciones cognitivas.

12 de octubre de 2016

Un estudio determinó que en ese plazo se reducía el flujo sanguíneo hacia varias zonas cerebrales, incluida la que es responsable de las funciones cognitivas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Maryland (Estados Unidos) midió el flujo sanguíneo de un grupo de personas adultas, que realizaban ejercicio de manera regular, antes y después de que dejaran de hacer actividad física durante un plazo de diez días. Y se descubrió que se reducía el flujo sanguíneo hacia varias zonas cerebrales, incluida la que es responsable de las funciones cognitivas del cerebro.

Los científicos ya sabían que interrumpir la práctica habitual de ejercicio puede reducir la resistencia cardiovascular, por lo que los investigadores se pusieron como objetivo estudiar el impacto de esta interrupción sobre el cerebro. Con este fin examinaron, mediante tomografías por resonancia magnética, el flujo sanguíneo cerebral en adultos de entre 50 y 80 años, sanos y en buena forma física, antes y después de que se tomaran esa pausa en su práctica habitual de ejercicio.

Así se observó la señalada disminución del flujo sanguíneo en zonas importantes para la salud cerebral, incluido el hipocampo, que tiene un papel vital a la hora de aprender y memorizar y es una de las primeras zonas cerebrales que se contraen en los enfermos de alzhéimer.

Temas relacionados