El corredor de duatlón robado recupera la ilusión

Alejandro Belén sufrió este viernes un robo de todo su calzado y estuvo en peligro su viaje al Mundial de Pontevedra, pero luego de que la noticia se volviera viral, muchos atletas y marcas se acercaron para ayudar. Como no tenía zapatillas, estuvo cuatro días sin entrenar.

21 de marzo de 2019

Su mirada cambió en estos días. Ya no tiene la tristeza reflejada en sus ojos. Alejandro Belén, el campeón de duatlón al que le robaron todos sus zapatillas para correr y estuvo a punto de perderse el Mundial de Pontevedra por eso, hoy está más que sorprendido con el cariño de la gente, que fue la que lo ayudó a reponerse.

En una charla con Más Aire, comentó desde Gualeguaychú: “Estoy sorprendido por el cariño de la gente. Cuando el viernes vi que rompieron la ventana de casa para robarme todo fue un duro golpe. Hasta el día de hoy no tengo ninguna novedad sobre recuperar las cosas”.

Alejandro es un hombre sencillo. Con 44 años, empezó a trabajar a los 12, pero siempre le gustó el deporte, hasta que se empezó a destacar dentro de los amateurs en duatlón hasta ser campeón argentino. Y aunque tiene grandes resultados, se entrena solo, dado que no tiene entrenador.

Como no le sobra nada, tras el robo se quedó sin calzado. Fue por eso que recién pudo entrenar luego de cuatro días gracias a que un amigo le compró un par.

Todos los días trabaja en la Gomería La Posta cambiando y reparando ruedas de camiones y tractores. “Como no soy atleta de elite, primero está el trabajo y luego el entrenamiento. Hay días que se acumula tanto trabajo que luego prefiero descansar porque el cuerpo no rinde”, comenta.

A pesar de su humildad, los números de su performance son contundentes. Tiene 8 campeonatos argentinos y es el actual campeón panamericano, luego de brillar en Chile.

Su mejor desempeño fue el año pasado, en el Mundial de Dinamarca, cuando finalizó en el octavo puesto. Y de viajar a Pontevedra, sumará su quinta experiencia, luego de haber competido también en USA, Italia y España.

Todavía no puedo creer la cantidad de gente que me llama para ayudar».

“Muchos amigos se movieron para que esto fuera noticia, no lo puedo creer. Mucha gente me ayudó sin conocerme y estoy más que agradecido”, relata, aún sin poder comprender como le cambió la vida.

Además, agrega: “No tengo ni cuenta bancaria. Siempre junto el dinero con rifas y peñas. El año pasado, el Gobernador me dio un apoyo para viajar, pero nunca tuve a una marca como sponsor. Ahora me llamaron muchos para ayudar y no tengo palabras para agradecer”.

“Fila, New Balance, Nike y Reebok me están mandando cosas. Cuando les aclaré que ya me estaba enviando ropa otra marca, me respondieron que no les importaba, que querían ayudar. Igual les aclaro porque no me gusta sacar ventaja de esta situación”, expresa sorprendido, además de recibir ropa de Dual Power y Seven Sports.

A su vez, Phillips y Casa Ribeiro le donarán el televisor robado.

“No tengo palabras para agradecer todo lo que están haciendo por mí, nunca lo voy a olvidar”, cierra.

Su vida, a pesar del mal trago del viernes, cambió para bien, y ahora sabe que debe entrenarse duro, porque se le viene un mundial en Europa.

Fotos: Facebook personal del corredor.

Temas relacionados
/ / / / /