Fue liebre en un maratón y logró la marca mínima para Tokio

El británico Jake Smith corrió como pacer en un 42k de atletas de elite y terminó llegando por debajo del tiempo exigido para clasificar a los Juegos.

28 de abril de 2021

Con 2 horas y 11 minutos, el británico Jake Smith debutó en la distancia de maratón. Fue en los 42k de Cheshire, en el Reino Unido, para terminar en el segundo puesto de la prueba.

Nada mal para alguien que corre por primera vez en la distancia madre, pero más si se tiene en cuenta que es un corredor que venía preparando una carrera de 1.500 metros, que había corrido hacía nada más que cuatro días, y que en los 42k, estaba ayudando a otros competidores, siendo pacer.

Con tan sólo un gel, dado que no pensaba competir más de 21 kilómetros (a lo sumo hacer un par más, pero no pasarse de ello), tras cruzar la media maratón a buen ritmo se propuso continuar: «Veamos si podemos acercarnos a la marca mínima para clasificar a Tokio«, se dijo para sí mismo. Y así fue…gran sorpresa se dio al cruzar la meta y ver su marca. No paraba de reírse.

«Todavía estoy en estado de shock, aún no puedo creerlo». Una parte de esta declaración es broma, pero al mismo tiempo guarda mucha sinceridad.

Su mejor marca en 1.500 metros, cuatro días antes

Jake es amante del tartán, por más que tenga muy buenas marcas en 10 mil metros y medio maratón.

Cuatro días antes de los 42k, corrió en 1.500 metros en Cardiff, registrando 3.50.89.

Con 22 años, los otros registros son 13.47.91 en los 5.000 metros, y 29 minutos y 1 segundo en los 10.000. Este tiempo lo consiguió en el Campeonato Europeo Sub-23 de 2019 en Gavle, cuando finalizó en el décimo puesto.

Pero el tiempo en los 21 kilómetros también lo perfila con un excelente futuro en la distancia larga, dado que cuenta con la tercera marca de Gran Bretaña, con 1 hora y 31 segundos, nada menos que detrás de Moh Fara, con 59 minutos y 32 segundos, y Callum Hawkins, con una hora exacta.

Respecto a su marca en el maratón, a pesar del registro no estará en Tokio. Es que el equipo nacional de Gran Bretaña ya está listo. Los tres designados son Ben Connor, Callum Hawkins y Chris Thompson, aunque este tiempo le permite soñar con un futuro en la distancia y aspirar a clasificar al mundial del año próximo, que se realizará en Oregón, USA.

 

Temas relacionados
/