Fumar oxida la musculatura

Los cigarrillos ejercen un efecto directo sobre los músculos, independientemente del tipo y nivel de las lesiones en los pulmones.

3 de diciembre de 2016

Los cigarrillos ejercen un efecto directo sobre los músculos, independientemente del tipo y nivel de las lesiones en los pulmones.

Diferentes estudios han demostrado que el humo de los cigarrillos es capaz de provocar alteraciones moleculares en los músculos, lo que contribuiría a causar la disfunción muscular tan común en pacientes con EPOC.

Los investigadores evaluaron el efecto del tabaco a nivel muscular desde dos puntos de vista: la inflamación y el estrés oxidativo, que se caracteriza por un desequilibrio entre la producción de antioxidantes de la célula, y la oxidación que sufre.

Los estudios los hicieron en el músculo cuádriceps de fumadores sanos, así como en las extremidades y el diafragma (el músculo respiratorio más importante) de animales expuestos al humo a los tres, cuatro y seis meses.

Y aunque los cigarrillos no aumentaron significativamente la inflamación de los tejidos, sí produjeron alteraciones directas en la oxidación de las proteínas. Por eso se llegó a la conclusión de que los cigarrillos ejercen un efecto directo sobre los músculos, independientemente del tipo y nivel de las lesiones en los pulmones.

Temas relacionados
/ / /