La médica que atiende pacientes con coronavirus y sueña con los 42k de Tokio 2021

Esta maratonista es doctora y trabaja en una sala recibiendo a enfermos con Covid-19. Tiene una marca de 2 horas, 33 minutos y 24 segundos. Iba a buscar bajar las 2h30m en la maratón de Londres, pero ese objetivo debe esperar. «Todavía no se como no me contagié», reconoce.

2 de mayo de 2020

Eleanor Davis es una médica. Pasa sus días en una sala de enfermos de Covid-19 En el Reino Unido. En cuanto a su costado deportivo, entrena con un volumen de alrededor de 90 millas por semana, soñando con bajar la marca de 2 horas y 30 minutos en la distancia de maratón, para lograr su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

¿Sus marcas? En los 10 su crono dio 33 minutos y 31 segundos, mientras que en la media maratón, su mejor tiempo es de 1 hora, 12 minutos y 34 segundos. En maratón, su PB es de 2 horas, 33 minutos y 24 segundos.

Su idea era participar en la maratón de Londres, aunque sus sueños debieron quedar stand-by por la pandemia.

En diálogo con la revista Runner´s, expresó: «Esperaba participar en el Maratón de Londres, pero en cambio pasó el día trabajando en la sala Covid-19 de un hospital … Sí, se sintió un poco extraño».

«Tenemos algunos días realmente difíciles emocionalmente, y puede ser bastante desafiante. Así que correr es mi salida y, de hecho, creo que correr rápido me ayuda más», sostuvo. 

El riesgo constante

Estar en una sala con enfermos de coronavirus lleva a estar siempre en contacto y con riesgo de enfermarse. Eleanor lo sabe: «Me sorprende no haberlo atrapado ya. Estoy tomando todas las precauciones posibles, pero es un virus realmente contagioso. Siendo un corredor, estoy realmente paranoico sobre mi salud inmunológica en los mejores momentos, así que he creado una forma de protegerme lo más posible antes de los grandes maratones».

Recalculando…

De estar pendiente a su cita en Londres a tener que cambiar su objetivo. Así es la vida actual de esta maratonista. Ella lo sabe y lo deja en claro: «Hay que esperar a que todo pase…».

«El día que iba a ser el Maratón de Londres, me levanté para ir a trabajar al trabajo por la mañana y, cuando llegué allí, pensé: ‘Estaba destinado a estar en la línea de salida ahora con todas las otras mujeres de élite. Fueron unas condiciones perfectas de maratón, lo que hizo que doliera un poco más el no estar allí, pero debe hacerlo», se sinceró.

A diferencia de otras partes del mundo, en el Reino Unido se puede salir a correr, un hecho que la ayudó para mantener su ánimo: «Me ha ayudado mucho. La primera semana fue bastante difícil, principalmente porque estaba en la forma de mi vida, y había tenido lo que probablemente fue mi mejor semana de entrenamiento y me sentía muy emocionada por lo que podría hacer en Londres».

 

 

 

Temas relacionados
/