Masiva concurrencia en la carrera con obstáculos Rad-60 Killer Race

En cada una de las pruebas, los corredores debieron atravesar barro, cruces de agua, sogas, lomas y bosques, además de pasamanos, hacer tramos cuerpo a tierra bajo redes, paredes con diferentes ángulos y con más de tres metros de alto, cruces con anillas, estaciones de equilibrio y paredes de cubiertas. Entre los participantes, había bomberos, miembros del grupo Halcón, infantes de marina y prefectura y hasta un equipo de custodia presidencial.

6 de diciembre de 2016

En cada una de las pruebas, los corredores debieron atravesar barro, cruces de agua, sogas, lomas y bosques, además de pasamanos, hacer tramos cuerpo a tierra bajo redes, paredes con diferentes ángulos y con más de tres metros de alto, cruces con anillas, estaciones de equilibrio y paredes de cubiertas. Entre los participantes, había bomberos, miembros del grupo Halcón, infantes de marina y prefectura y hasta un equipo de custodia presidencial.

Federico Sánchez Parodi / Especial para Más Aire

Las carreras con obstáculos atraen cada vez a más corredores y la Rad-60 Killer Race no fue la excepción. Más de 1.500 competidores se acercaron a Pilar para participar de los 8K en modalidades por equipos o individuales.

Además de las pruebas competitivas, se realizó la experiencia de mil metros para los más chicos, donde cada pequeño corrió acompañado por sus padres, participando de manera lúdica y recreativa.
En cada una de las pruebas, los corredores debieron atravesar barro, cruces de agua, sogas, lomas y bosques, además de pasamanos, hacer tramos cuerpo a tierra bajo redes, paredes con diferentes ángulos y con más de tres metros de alto, cruces con anillas, estaciones de equilibrio y paredes de cubiertas.

Como si esto fuera poco, también hubo tiro al blanco como prueba de precisión y tres estaciones de trabajo en box de crossfit.

Entre los participantes se destacaron bomberos, miembros del grupo Halcón, infantes de marina y prefectura y hasta un equipo de custodia presidencial.

El evento, que tuvo el apoyo del energizante Rad-60 Energy Drink y la bebida isotónica Isoplus, también tuvo distribuidos jueces por diferentes sectores para imponerles penas a aquellos corredores que no lograron sortear los obstáculos.

Entre las diferentes penalizaciones figuraron cinco burpees, cinco flexiones de brazo y cinco sentadillas, combinando una prueba aeróbica con trabajos de crossfit y preparación militar y diferentes obstáculos.

A su vez, se recaudaron más de 20 cajas y cientos de bolsas de juguetes, pan dulces, budines y ropa que fueron donadas a la Fundación Sí, en una colecta que tuvo el lema “Correr y Ayudar”.

CLASIFICACIÓN
INDIVIDUALES:
39’48» Sebastián Carrizo
39′ 48″ Alejandro Ripoll
47′ 15″ Rubén Debicki
ÉLITE POR EQUIPOS:
1° TIBURÓN, DELFIN y MOJARRITA (57′ 37″)
(Walter Camaly/ Rodrigo Aguerralde / David Gallicchio)
2°INFERNALES /GENDARMERIA (1:04)
(Marcos Palasi/ Gabriel Diaz/ Horacio Borda /Fernando Traverso)
3°GRUPO HALCÓN (1:06)
(Claudio Marino/ David Córdoba/ Lisandro Fiorino/ Rubén Sánchez)