Retroceder nunca, rendirse jamás

Descubrí cómo superar los obstáculos que impiden conseguir el éxito personal.

23 de junio de 2016

Descubrí cómo superar los obstáculos que impiden conseguir el éxito personal.

Gustavo Montes / Especial para Más Aire

Mucho se habla en términos de motivación y de los pensamientos positivos que deben aflorar durante la práctica deportiva o competencia, pero en realidad, hacer solamente eso no alcanza. “Pensar positivamente no te lleva a conseguir una buena performance o un buen resultado. Te quedas con el deseo, con el sueño de lograrlo pero no es suficiente. Para ser un atleta completo, hay que visualizar también los obstáculos que se pueden presentar durante la competencia o entrenamiento”, sostiene la Dra. Carla D’Aiello, especialista en psicología clínica y deportiva (New York University/Langone Medical School )

El común de los deportistas tiende a enfocarse solamente en el entrenamiento y en lo positivo del entrenamiento, pero no piensa en los obstáculos. “Hay que poner mucha energía en pensar qué es lo que se puede inmiscuir ante el objetivo y visualizar la solución. Algo tan simple como esto, llevará a alcanzar el objetivo o al menos, tener chances de lograrlo”.

Como bien aconsejan los entrenadores, hay que entrenar situaciones de carrera, no sólo desde el punto de vista físico sino también mental: hay que prepararse para lo positivo pero también, para enfrentar los obstáculos. “Por lo general, los atletas de pista, cuando las marcas no se dan como esperan, abandonan. Y es importante remarcar que no es aconsejable abandonar, salvo por una lesión, porque la mente/cabeza es muy fuerte y no se le puede dar la satisfacción de abandonar una carrera cuando los resultados no se dan –afirma la Doctora en Psicología- Es el camino más fácil, te sentís aliviado instantáneamente, pero el mensaje de derrota es muy fuerte. Es el atleta, la persona, quien tiene que enseñarle a la mente. Somos nosotros quienes tenemos que marcarle los parámetros y no ella,quien marque el territorio. El mensaje debe ser: yo manejo la situación, yo puedo”.

Es importante enviarle a la mente un mensaje fuerte: no voy a abandonar, caminaré, me arrastraré pero seguiré adelante. Al abandonar una competencia o un entrenamiento, se emite un mensaje demasiado fuerte que repercute inmediatamente en la mente y se crea una memoria negativa: cada vez que se interpone una situación difícil, se abandona. “No se le puede dar a la cabeza la satisfacción de abandonar.La parte emocional es vital en la vida de un atleta, a tal punto que puede llegar a boicotear un desempeño dentro de una competencia”, concluye D´Aiello, quien también es columnista de Factor Running.