Secretos para no sufrir las cuestas con tu bicicleta

Ocho tips para que encarar caminos con pendientes sin que se transformen en tu peor pesadilla.

25 de junio de 2020

¿Andás muy seguido en bicicleta? Entonces esta nota es para vos. Sí, porque ya sea que lo hagas sólo por placer, para entrenarte, o que seas un profesional que participa de diferentes carreras, seguramente las cuestas son tu peor pesadilla. Pero para que dejen de ser un tormento, hay algunos secretos que te vamos a contar para que puedas enfrentarla de la mejor manera.

*Entrenar en subida: parece una recomendación muy obvia, pero es algo que a menudo se olvida. Y no hay nada mejor que trabajar siempre en cuestas para que luego no te sorprenda este tipo de exigencia.

*Dejar de hacer rutas: la idea es buscar una subida y repetirla varias veces para concentrar el trabajo, y no “perder el tiempo” entrenando en ruta. Este tipo de entrenamiento conviene hacerlo dos días a la semana, durante al menos seis semanas, para conseguir una buena mejora.

*Series en subida: cuando se entrena realizando varias subidas seguidas (más de cuatro) hay que tratar de mantener un ritmo estable en todas ellas. Para ello lo ideal es hacer las dos primeras conteniendo un poco la intensidad, para poder hacer las últimas todavía con fuerzas. Se pueden alternar el tipo de series: unos días hacer series largas (10-20 minutos) y otros, cortas (entre tres y cinco minutos).

*Aprende a regular: en subidas largas, cuando se va en grupo, es muy frecuente que se empiece a subir a un ritmo más elevado del que puede mantenerse durante toda la subida. Esto hace que se acumule más fatiga de lo debido y, por lo tanto, que la parte final de la subida se haga más dura y larga de lo deseado. Es mucho más recomendable hacer los primeros cinco minutos a menor ritmo y luego ir acelerando de a poco.

*Buscar nuestro propio ritmo de progresión: es importante elegir una cadencia de pedaleo adecuada a cada uno, con la que estemos a gusto, e ir aumentando también de acuerdo a nuestro propio ritmo.

*La dieta: muchos se olvidan de las leyes de la física más básicas. Por eso muchos se preguntan porque responden bien en ruta, pero no en cuestas. Si se está unos kilos por encima del peso ideal habrá que hacer dieta. Los resultados hablarán por sí solos.

*Es mejor ir sentado: lo ideal es pasar la mayor parte del tiempo sentado, ya que la posición es mucho más económica en términos de gasto de energía.

*Técnica en subida: si en las rutas que vamos a recorrer predominan las subidas técnicas (piedra suelta o mucha pendiente) no hay que olvidarse de entrenar precisamente en ese contexto. Así, además de mejorar la condición física, tendremos la técnica necesaria para desenvolvernos correctamente.

Temas relacionados
/