Un runner completó la maratón de Sevilla infectado de Covid-19

Oscar Campos Guillén logró correr 42k a pesar de tener coronavirus. «Pensaba que se trataba de una gripe», se sinceró. Al retornar a su casa, contagió a sus dos hijos.

20 de mayo de 2020

En febrero de 2020, el coronavirus todavía no estaba en la agenda mundial, y apenas se escuchaban algunos casos en la remota ciudad china de Wuham.

A pesar de ello, el corredor Oscar Campos Guillén ya estaba infectado, aunque él no lo sabía. Así, completó la maratón de Sevilla, pero cruzando la línea de llegada con un gran cansancio y tos.

Sin saber que estaba enfermo, participó en un evento con más de 14 mil personas, pudiendo ser un foco de contagio y dispersión de la enfermedad.

A pesar de ello, en lo deportivo utilizó el dorsal 1599 y le fue más que bien, alcanzando su PB (personal best), logrando completar los 42.195 metros en 2 horas, 49 minutos y 19 segundos.

«Salí con falta de aire. Después de la maratón de Sevilla tuve tres días de fiebre», rememora sobre el acontecimiento.

En diálogo con el medio español Cadena 3, relató: «No lo apreciaba como el riesgo que ha sido después, lo veíamos de lejos».

Hasta allí, nadie sospechaba nada, pero al regresas a su hogar, terminó por contagiar a sus dos hijos. De hecho, uno de ellos con una bronquitis muy fuerte.

Así fue como el runner se sometió en su empresa al test de Covid-19, y terminó por dar positivo.

Por fortuna, tanto Oscar como sus hijos lograron vencer al virus y hoy, de a poco, están recobrando su vida normal.

¿Sus sueños? El corredor aspira a completar los seis maratones más importantes del mundo, las Six Majors. A priori, en mente tenía correr en abril Londres, pero por motivos obvios, eso fue descartado.

 

 

Temas relacionados