A los 91 años no deja de entrenar para cuidar la salud

Un abuelo entrena durante cinco días con una rutina de abdominales y bicicleta. En el gimnasio hace amigos y «se siente mejor». En la cuarentena, al estar el lugar cerrado, padeció depresión y ansiedad, pero hoy ya recuperó su alegría al volver a su rutina.

12 de agosto de 2020

Hace al menos cinco años que en el gimnasio lo ven entrar. Si bien al principio creyeron que era una persona que se había perdido o equivocado de lugar. Pero estaban equivocados.

Art Ballard, actualmente con 91 años, ama ir al gimnasio, no sólo para entrenar, sino también para rodearse del grupo de amigos.

Cinco veces a la semana, Art suele entrenar, con una rutina de entrenamiento que incluye sumar minutos en una bicicleta fija, series de abdominales y complementar todo con golpes al saco de boxeo.

Gracias a esto, durante estos años bajó varios kilos y mejoró su equilibrio, además de conocer gente y sociabilizar más.

Todo esto ha sido muy positivo en su vida, pero lamentablemente, la cuarentena obligatoria para evitar contagios de Covid-19 fue un duro golpe, tanto a su salud mental como física.

El dejar de entrenar como el tener que estar aislado, dado que es integrante del grupo de riesgo, fue un aspecto negativo para Art, que estuvo un tiempo con depresión y ansiedad.

Como al resto de las personas de su edad, que están acostumbradas a hacer actividad física, sufrió de dolores de espalda, calambres en las piernas y falta de aire. Solamente recibe llamadas telefónicas de su hijo «para conocer el estado de salud».

Art Ballard loads a 25-pound plate onto the leg press. “At my age, the best thing you can do is find a routine.”

A pesar de ello, su salud es privilegiada. De hecho, solamente tiene recetado Tylenol de manera ocasional, para evitar los dolores y molestias.

A mediados de junio, los gimnasios de Estados Unidos volvieron a abrir, lo que le devolvió «la alegría».  Ahora, nuevamente recuperó su rutina, lo que le permitió estar nuevamente activo y con mejor ánimo.

Con residencia en la ciudad de Los Ángeles, es viudo, le gusta cocinar y probar recetas. Su música preferida es la de la década del ’50 y disfruta al ver videos de la Segunda Guerra Mundial en YouTube.

Fotos y fuente: Heidi de Marco (California Healthline – Kaiser Health News).

 

Temas relacionados