“Chino” Leunis: “Correr es la actividad que más placer me da”

Fana del running, cuenta que aprovecha cada momento para correr.

1 de abril de 2020

Simpático, sencillo, humilde y muy apasionado por el running. Esas cualidades son las primeras que se descubren en Leandro “Chino” Leunis. Apenas unos minutos de charla alcanzan para que el periodista, locutor y conductor asegure, totalmente convencido, que correr “es la actividad que más placer me da. Y se lo recomiendo a todos.

Pero hay que darle un tiempo para llegar a entender bien de qué se trata esto”. Y, en ese sentido, también se anima a dar algunos consejos: “Suele ocurrir que, cuando empezás, corrés dos cuadras y te cansás y frustrás. La clave es no abandonar, ir de a poco. Y después, por supuesto, hacer un chequeo médico antes de comenzar, usar buenas zapatillas, ver qué tipo de pisada tenés… tomando en cuenta esas cosas seguramente vas a disfrutar del running. Además hay grupos de entrenamiento muy buenos, donde también podés hacer amigos”.

“Trato de comer sano. Por ejemplo, incorporar proteínas después de las carreras, o comer pastas antes de las competencias. Tengo la ventaja de tener muchos amigos que corren, así que me dan varios consejos”, dice.

Su récord en los 21K es de 1h37m50s. “Para mí está muy bien, estoy conforme. Igual siempre trato de superarlo, claro. Eso es lo bueno de correr, que la única competencia verdadera es con uno mismo”, explica.

Su relación con el mundo del running comenzó en el 2009, en su luna de miel en Brasil: “Ahí conocí a quien hoy es mi profe, Agustín D’Angelo, un triatleta de Viedma que tiene un grupo de entrenamiento que se llama OnCorre-Viedma. Y, a pesar de la distancia, cuando me preparo para una carrera siempre me las arreglo para entrenar con él. Igual el resto del año estoy permanentemente en contacto. El me pasa rutinas y yo le informo mis tiempos de entrenamiento, para que vea la evolución”.

El running le ganó al fútbol
Antes de ese viaje a Brasil, que además de descanso le traería una nueva pasión a su vida, el “Chino” sólo corría cada tanto, “más que nada para mantenerme en estado para jugar al fútbol con amigos. Pero desde que empecé a hacerlo con más seriedad, entrenando seguido y preparándome para las carreras, noté enseguida la diferencia. Los resultados son otros”.

Pero ya metido de lleno en el running, los picados con los amigos pasaron a un papel secundario: “La verdad es que dejé de jugar por bastante tiempo, y ahora hace poco volví a hacerlos los lunes a la noche. Pero muy tranqui, relajado. La verdad es que me cuido mucho, porque en el fútbol es muy fácil torcerse un tobillo o tener otro tipo de lesión aun peor, y no quiero arriesgarme”, justifica.

Temas relacionados