Correr dos carreras de trail en tiempos de pandemia, la envidia de todos

El barilochense Diego Umaña vive en Polonia y a pesar de la gran cancelación de pruebas en todo el mundo, ya pudo sumar dos pruebas de montaña.

5 de agosto de 2020

Haber podido correr dos carreras en lo que va del 2020 no es poca cosa en tiempos de pandemia de Covid-19. Si viviéramos en un agosto como el de los años anteriores, esta cifra no llamaría la atención, pero en la actualidad, el barilochense Diego Umaña ostenta una cifra muy envidiable para todos los que aman correr en montaña.

Residente en Polonia, compitió en primera instancia en Dolnoslaski Festiwal Biegow Górskich, prueba que forma parte del circuito de Golden Mountain Series de Salomon. En medio de un gran nivel, compitió en la distancia de 33 kilómetros (tenía un desnivel positivo de 1600 metros).

Luego, el 2 de agosto, corrió la Gorce Ultra Trail, en la que tuvo una actuación para destacar, finalizando en el puesto 12º de la clasificación general, y siendo cuarto en su categoría. Con una distancia de 20 kilómetros y poco más de mil metros de desnivel, el trail-runner patagónico tuvo un comienzo auspicioso, pero terminó perdiendo posiciones por una molestia estomacal.

En medio de la «nueva normalidad», las largadas fueron cada 10 segundos, rankeando a los corredores según su puntaje ITRA, usando tapabocas o barbijos en los metros iniciales.

«Se perdió un poco la emoción de largar en grupo y es muy difícil calcular la posición, simplemente había que correr y dejarlo todo. Si bien estás emocionado por volver a correr, la situación es extraña, un poco fría», cuenta.

En diálogo con Más Aire, desde Europa, Diego relata: «En Polonia, la cuarentena estricta se prolongó por dos semanas. No podíamos salir de nuestras casas, así que debíamos entrenar mirando videos, usando escaleras, sogas, o todo lo que estuviera a nuestro alcance en casa».

Si bien «la espera por volver a salir a la calle» no fue demasiado prolongada, la incertidumbre por el retorno de las competencias era grande.

Así fue como Diego comenzó a tachar carreras en su calendario. Lavaredo Trail fue la primera en cancelarse de su lista.

Si bien se entrena sólo en Polonia, cuenta con las bases brindadas por su entrenador de Bariloche, Santiago Pooli. «Veo muchos tutoriales, pero todavía no me llevo con el idioma acá, por lo que es difícil, aunque como el nivel es muy exigente, necesito un profesional que me asesore», relata.

A pesar de que disfruta la vida en Polonia, extraña Argentina. Los asados, los encuentros familiares y con amigos, el salir a correr por los senderos de Bariloche junto con su hermano Walter, o ver la ciudad desde la cima de un cerro son algunos de los aspectos que más añora.

Ahora, tiene en mente correr los 35k en la Ultra Janosik, a fines de agosto. Aún no sabe lo que sucederá, pero nadie le quita lo corrido hasta ahora.

Temas relacionados