El final más dramático de un maratón

El keniata Michael Kunyaga terminaba con comodidad la maratón de Hannover, pero a pocos metros de la llegada se tropezó y terminó la prueba arrastrándose.

30 de mayo de 2020

El final de la maratón de Hannover en el año 2018 se lo recuerda como el desenlace más memorable, dramático e infartante de todos los tiempos.

En aquella oportunidad, el keniata Michael Kunyaga finalizaba la carrera en segundo lugar con comodidad, pero a tan sólo un par de metros de cruzar la línea de llegada, mientras saludaba al público y celebraba su logro, tropezó y casi sin fuerzas para levantarse, se arrastró y gateando pudo completar la prueba.

¿Se trató de una distracción o acaso su tropiezo fue debido al impacto del muro en el maratonista? La imagen fue más impactante que encontrarle razones a la situación.

La competencia organizada en Alemania, en su edición 2018, fue ganada por el etíope Seboka Negussa, con una marca de 2 horas, 9 minutos y 44 segundos. A su vez, el keniata (que terminó siendo más famoso que el propio vencedor), completó la prueba en 2 horas, 10 minutos y 16 segundos, solamente tres segundos menos que su compatriota Duncan Koech, que completó el podio.

Entre las damas, la keniata Agnes Kiprop se impuso con un tiempo de 2 horas, 32 minutos y 35 segundos. Akmaral Meirman, de Kazajistán, cruzó la meta en 2.55.58, mientras que la alemana Aida Stahlhut terminó la carrera en 3.03.13.

Temas relacionados
/