La runner que le da pelea al coronavirus

Fiorella Tuci es médica y actualmente, forma parte del cuerpo de médicos que atienden casos en medio de la pandemia. ¿Su pasión? El running, y por sobre todo, las carreras de montaña.

2 de abril de 2020

(Por Federico Sánchez Parodi).- Fiorella Tuci, como el resto de los corredores, daría todo en estos momentos por imaginarse haciendo un entrenamiento con cuestas, ideales para ganar fuerza de cara a las competencias.

Pero lejos de ello, hoy es parte del cuerpo médico que atiende pacientes con coronavirus. Fiorella es residente de cuarto año de la clínica médica del Hospital Enrique Tornú, y en su costado deportivo, forma parte del Team de Ezequiel Pauluzak, entrenando a diario en la montaña de la Cruz, en la sede de Ituzaingó.

«En el Hospital Tornú cuenta con un pabellón especial para pacientes con Covid-19, con un protocolo de atención, con médicos de planta y residentes. Es por eso que nos hemos dividido en grupos de trabajo para evitar la exposición», explica respecto de su área de trabajo. «El grupo de trabajo ayuda mucho a salir adelante en estos tiempos», agrega.

Con días que no duerme por las guardias médicas, y alguno que otro que puede llegar a cerrar los ojos hasta por cinco horas, las situaciones que se ven en Italia y España la preocupan como al resto: «Si bien las medidas se tomaron en tiempo y forma, es lógico por momentos tener miedo e incertidumbre, sin saber a qué te vas a enfrentar».

Pero más allá de su exigente presente laboral, Fiorella tiene otra pasión, el amor por las carreras, y en especial por las de trail. Recientemente y antes de la suspensión de competencias, Tuci participó en los 11 kilómetros del Champa Ultra Race, en el Cerro Champaquí, en la provincia de Córdoba. «La elegí para sumar desnivel de cara a los 27 de la Montagne Adventure Race en Tandil, que finalmente se suspendió a poco de viajar», explica.

Asimismo, en cuanto a su preparación con el grupo de Pauluzak, cuenta: «En casa estoy entrenando de acuerdo a lo que nos mandan los profesores. Estoy feliz de ser parte de este Team, porque en este momento en que se complica la cuarentena, te brindan un mensaje de tranquilidad y no hacer locuras»

«Hacer 21 o 42 kilómetros en su casa termina por ser una estupidez», opina, al tiempo que acota sobre su preparación en tiempos de cuarentena: «Estoy viendo de conseguir una bicicleta, porque quiero sumarme a las clases virtuales de spining».

Finalmente, Tuci revela su gran objetivo de la temporada: «Mi gran carrera este año será el Cruce de Los Andes, es mi objetivo. El resto de las pruebas que haga serán para preparar esa competencia. Estaré haciendo Amanecer Comechingón y el K15 en Villa La Angostura».

Esta es la historia de Fiorella Tuci, la trail runner médica que, como todos los especialistas de la salud, en tiempos de pandemia, se despide con un recordatorio: «No te olvides de lavarte las manos todas las veces que sea necesario y respetá el distanciamiento social. Vos que podes, quedate en casa…».

Y así, como miles de médicos en diferentes puntos del país, le da pelea al Coronavirus, la lucha más exigente de los últimos tiempos.

 

Temas relacionados