Rompió la cuarentena, salió a correr y lo detuvieron

Sucedió la la ciudad de La Plata, cuando el runner intentó violar la medida entre las 4 y 6 de la mañana. Los vecinos alertaron a la policía.

20 de marzo de 2020

La actividad física y en especial, el running, es algo que brinda una mejor calidad de vida para quienes lo practican. De eso no caben dudas, pero en la actualidad, en la Argentina rige un estado de cuarentena hasta fin de marzo para evitar el posible contagio de coronavirus, y quienes lo quiebren, serán detenidos.

Eso mismo le sucedió a un runner, que no aguantó ni siquiera 12 horas desde el decreto de ley y salió a correr por la ciudad de La Plata.

Lo ocurrido se dio en la madrugada, cuando el hombre pensó que “nadie lo vería”. Se dio entre las 4 y 6 de la mañana, por la avenida 32.

Así, este corredor platense se convirtió en el primero de los detenidos por violar el aislamiento social obligatorio dispuesto por el gobierno nacional en el marco de la emergencia para evitar la propagación del coronavirus.

El hecho de dio cuando vecinos alertaron a la policía por quebrar las leyes, y el hombre fue detenido de inmediato sin poder explicar que hacía en la calle.

Consejos para evitar la propagación de la enfermedad:

– Distancia interpersonal mínima de 1 metro.

– No más de una persona cada un metro cuadrado.

– No realizar eventos y/o reuniones.

– Utilizar medios electrónicos para la realización de gestiones, trámites, etc.

– Trabajar a distancia, en la medida que sea posible.

– No utilizar el transporte público, salvo extrema necesidad y evitar viajar en horas pico.

– No exceder el 50% de la capacidad de los espacios.

– Lavarse las manos con agua y jabón o alcohol en gel periódicamente.

– Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo o usar pañuelo descartable (desechar inmediatamente).

– No compartir utensilios de cocina (plato, vaso, cubiertos), mate y utilizar elementos de aseo de forma exclusiva (jabón, toalla).

– Ventilar los ambientes. Limpiar y desinfectar las superficies y objetos de uso frecuente (especialmente mesas, mesadas, sillas, escritorios de trabajo y otros utilizados diariamente como picaportes y teléfono celular) de la siguiente manera: 1. Lavar con una solución de agua y detergente 2. Enjuagar con agua limpia 3. Desinfectar con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina de uso comercial en 1 litro de agua.