Trailrunners solidarios juntaron alimentos para donar en tiempos de cuarentena

Tres corredores de montaña hicieron una colecta por redes sociales y consiguieron comida para abastecer a comedores y merenderos.

19 de junio de 2020

Tres corredores de montaña tuvieron la idea de recaudar alimentos para abastecer a un comedor y a un merendero en tiempos de pandemia por Covid-19 con gran éxito.

El campeón argentino de trail e ingeniero nuclear, Santos Gabriel Rueda, Marco Vidoz (uno de los corredores de mayor ascenso en la actualidad dentro de las pruebas de montala), y Flor Paniagua, que acostumbra a subirse a los podios en cuanta competencia participa, tuvieron la idea de ayudar al Comedor – Merendero Hormiguitas y al merendero Pequeños Fuertes, de la zona de San Carlos de Bariloche, y gracias a la respuesta activa de amigos y otros corredores, consiguieron juntar una gran cantidad .

«La idea nació en una charla que tuvimos los tres, con el fin de ayudar en este momento complicado, y así surgió organizar una colecta. Lo hicimos durante varias semanas y fuimos recaudando todo, hasta el día que pudimos llevarlo», comenta Marco Vidoz.

A su vez, en sus redes sociales, Rueda contó sobre la colecta: «Si bien esto es un pequeño parche al problema de la mala alimentación que existe hoy en día en muchas barrios carenciados en tantos lugares de Argentina y el mundo, algo es mejor que nada. Es un poco difícil manejar emociones cuando a veces vemos chicos irse felices con un pequeño guiso de lentejas».

Lo cierto es que juntaron tantos alimentos que ya no tenían donde guardarlos. Así fue como aproximadamente en un mes y medio, los tres recaudarán comida para otros sitios.

«Hay varios merenderos en Bariloche. Esta vez fueron elegidos estos dos, pero ya estaremos colaborando con otros», relata Marco en diálogo con Más Aire.

Además, agrega: «Cuando la gente se de cuenta que es sencillo de organizar y armar una logística para recolectar las cosas, no tengo dudas que muchos más tomarán este tipo de iniciativa».

En cuanto a lo recaudado, la respuesta fue rápida, y además de comida, también se juntó dinero, destinado para la compra de determinados productos en un local mayorista, y de ropa.

«Como hubo quienes quisieron donar dinero, pusimos una cuenta corriente y con esa plata, luego compramos bolsones de verdura, harina, arroz, fideos y aceite, entre otras cosas», sostuvo Vidoz.

 

 

 

Temas relacionados
/ /