Walter Rotela, el atleta argentino que vive en España y volvió a entrenar

Desde la ciudad de Madrid, la pandemia lo encontró compitiendo en plena temporada Indoor. Pensó en volverse a la Argentina, pero luego cambió de idea. Su presente…

19 de mayo de 2020

(Por Federico Sánchez Parodi).- Tomar la decisión de dejar atrás a su familia y amigos por ir en busca de una nueva vida, llena de desafíos, no es para nada sencilla.

Y haber estado en uno de los lugares donde se vivió con mayor intensidad la pandemia por coronavirus, tampoco.

Esa es parte de la historia del atleta argentino Walter Rotela, con participaciones en diferentes competencias representando a la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) y a la Federación Atlética Metropolitana (FAM).

El atleta de la Sociedad Alemana de Gimnasia (SAG) reside desde hace un año en la región de Alcobendas, en Madrid. Allí, la pandemia lo tomó por sorpresa, en el tramo final de su debut en la temporada de pista cubierta.

En diálogo con Más Aire, cuenta: «Por primera vez estaba participando de la temporada de pista cubierta, y al mismo tiempo, acomodándome en el plano laboral. Por esto, llegó en un momento malo para mi…como para todo el mundo. No creo que nadie haya esperado esto».

Junto con Agustina Novarino, su novia, lo primero que se les pasó por la mente fue pegar la vuelta y retornar a Buenos Aires. Pero ambos pusieron en la balanza todo el esfuerzo y la adaptación que habían hecho y cambiaron la decisión. «Pensamos en los motivos que nos llevaron a definir venir a España y por eso nos quedamos. Además, recibí el apoyo del club donde estoy trabajando como entrenador», expresa.

«Estoy dando clases de manera virtual. Al mismo tiempo, también continúo con mi proyecto de formar alumnos y entrenarlos a distancia, así que eso no lo dejé, sino que estoy todo el tiempo on-line», comentó.

En cuanto a la vuelta a los entrenamientos, Walter relató: «Hace unos días que ya autorizaron a que salgamos una hora por día, respetando ciertas franjas horarias».

«Para mi, como para todo el que ama correr, fue muy duro estar encerrado. Ahora, al tener el permiso, aprovechamos los 60 minutos a pleno, para ir recuperando la forma de a poco», confiesa.

¿Hay desafíos a la vista? «Acá, hoy en día, pensar en carreras es una utopía, porque está todo muy complicado. Lo más seguro es que se haga una temporada de verano muy corta, pero en lo personal, por mi cabeza pasa el recuperar el nivel en el que estaba corriendo por sobre volver a competir antes de la pandemia», cierra.

 

Temas relacionados