Ciclismo y coronavirus: la alternativa es virtual

Ante la situación de cuarentena y la prohibición para salir a pedalear, el rodillo y los entrenamientos virtuales son la mejor alternativa para los ciclistas.

15 de abril de 2020

«No es lo mismo tener un rodillo en casa, pero algo es algo», dicen algunos ciclistas en medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia por coronavirus.

Así es la situación mundial, donde si bien en algunos países se permite salir a caminar o a correr por pequeños lapsos de tiempo, no se autorizó a sacar las bicicletas de la casa.

Es por eso que el ciclismo virtual gana espacio y es una gran alternativa para mantenerse en forma.

El rodillo se ha convertido en la alternativa ahora que nadie puede pensar en salir. No solo ha aumentado la demanda de material, sino que la utilización de plataformas que miden las actividades deportivas se han adaptado al nuevo paradigma.

Lo cierto es que si bien este tipo de entrenamiento era utilizado por ciclistas amateurs, hoy también es frecuente verlo en varias figuras mundiales, que al no querer perder su estado físico, terminan seleccionando alguna de las pantallas y montándose sobre su rodado.

Un buen ejemplo se vio en el Tour de Flandes, que reunió a algunas de las primeras figuras del pelotón en una edición virtual disputada encima de sofisticados rodillos con la tecnología Bkool.

El belga Greg Van Avermaet fue el más rápido en el circuito de 30 kilómetros virtuales de una de las clásicas competencias.

Sólo entre Francia y España hay más de 60 mil adeptos a la red Strava que se han sumado al desafío de hacer deporte indoor, aunque en Latinoamérica la cifra crece, principalmente en países como México, Argentina y Colombia.

Temas relacionados
/ /