¿Cómo respirar al correr?

Tarea fundamental en el running. Aprendé las diferentes formas de respirar y sus beneficios en esta nota.

3 de julio de 2020

Cuando salimos a correr solemos pensar en cómo deben impactar nuestros pies en el suelo, si mantenemos la espalda erguida correctamente, o si nuestro ritmo de zancada es el adecuado. Pero pocas veces nos detenemos a analizar la manera en la que respiramos. A este punto también debemos darle mucha importancia, porque sino es muy probable que nos terminemos quedando sin aliento muy rápidamente.

La pregunta clave es si se debe respirar por la nariz o por la boca. Y hay que decir que lo ideal es respirar por la nariz (tanto inhalar como exhalar), pero si vamos a ritmos muy rápidos podemos utilizar la boca, porque de esa manera el oxígeno entra más rápidamente a nuestro organismo. Aunque, hay que decirlo, según algunos neumólogos eso no es aconsejable. ¿Por qué? Porque la nariz nos ofrece un filtro natural para el aire que entra y sale del organismo.

Por otra parte, y para sacar el máximo provecho a nuestra respiración durante la carrera, en lugar de utilizar una respiración superficial (utilizado solamente el pecho para respirar) se aconseja llevar a cabo una respiración profunda, que es la conocida como “respiración abdominal”, en la que la acción de inhalación y exhalación se extiende hasta el diafragma y estómago.

Aprender a respirar correctamente en running no es algo muy sencillo, salvo que se esté habituado a las diferentes técnicas de respiración que se dan, por ejemplo, en yoga o pilates. Así que es necesario tomar en cuenta los consejos de esta nota, y concentrarse sobre todo en aplicar la respiración abdominal en lugar de una respiración superficial. Si se lo logra, enseguida se notarán los beneficios.

Temas relacionados