Cómo saber si sufrís de abstinencia de running

Suceden cosas que pueden tener efectos directos en la vida cotidiana. Para saber si se está sufriendo ese síntoma, hay una serie de indicadores que te lo demostrarán.

24 de marzo de 2020

Para cualquier corredor, la aparición de una lesión que lo obligue a dejar de correr o disminuir la frecuencia de sus entrenamientos es una verdadera tortura, que puede llegar a generar, incluso, un verdadero síndrome de abstinencia que puede tener efectos directos en la vida cotidiana. Para saber si se está sufriendo ese síntoma, hay una serie de indicadores que te lo demostrarán.

*Temblor en las piernas: luego de algunos días sin correr es normal que un atleta acostumbrado a entrenar diariamente comience a sentir las piernas extrañas y hasta algunos leves “temblores”. Esa es la forma de nuestros músculos de decirnos que están desesperados por salir a correr.

*Exceso de energía: los entrenamientos tienen efectos inmediatos en quienes corren. Permite controlar las ansiedades y brinda calma. El sufrir de abstinencia de running produce un exceso de energía, provocando excitación e inquietud.

*Cambios en el humor: de ser personas alegres y sonrientes se puede pasar tranquilamente a ser muy irritables, por el simple hecho de no poder hacer lo que tanto deseamos.

*La depresión: por último, y como una suma de todos esos efectos, nuestro estado de ánimo se puede llegar a afectar considerablemente, hasta el punto de generar síntomas de depresión.

Para solucionar este problema, lo más importante es manejarse con tranquilidad, inteligencia y cautela. Y trabajar para volver a correr lo más rápido posible, pero tomando el recaudo de hacerlo de manera paulatina para no sufrir de nuevo algún inconveniente físico.

Temas relacionados