Dieta ideal para bajar de peso

La propuesta es tanto para hombres como para mujeres, y durante esos días se puede seguir haciendo deporte si la intensidad es moderada.

17 de abril de 2019

Dietas para bajar de peso hay muchas. Pero algunas son poco eficientes o no son son seguras para la salud de quienes la realizan. La que plantearemos en esta nota es una que, además de cumplir con su objetivo, está limitada a sólo seis días, para que haya un día de descanso y que quien la realiza no la sufra. La propuesta es tanto para hombres como para mujeres, y durante esos días se puede seguir haciendo deporte si la intensidad es moderada.

En cambio, si el ejercicio es intenso lo ideal es añadir algún hidrato de carbono 30 minutos antes de empezar, como por ejemplo una fruta o una barrita de cereales sin azúcar. Y también se deben ingerir alimentos ricos en proteínas después del entrenamiento, como un batido sin azúcar, un huevo duro o tres fetas de jamón.

Algo que también hay que destacar de esta dieta es que incluye alimentos antioxidantes y ricos en fibras, lo que además de achatar nuestra zona abdominal hará que se depure el hígado y los riñones del exceso de grasa y alcohol.                                     

Lunes: la idea es empezar la semana desayunando un té verde sin azúcar, con una rodaja de ananá y dos cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar. A media mañana comer dos kiwis medianos. Como almuerzo, ensalada de lechuga y porotos con pescado. A la hora de la merienda, un jugo de pomelo natural y una manzana. Y para la cena un puré de verduras.

Martes: desayunar un té verde sin azúcar con un kiwi y una rodaja de pan integral con tomate y aceite. A media mañana, una manzana. Como almuerzo, alcaucil a la plancha con una pechuga de pollo a la plancha y dos cucharadas de arroz integral. Para merendar, dos rodajas de ananá y un yogur descremado. Y para la cena, una ensalada de zanahoria y ananá con un pollo con puré de ciruelas.

Miércoles: empezar con un yogur con cereales integrales y semillas de lino, junto con un kiwi y un té o café. A media mañana, un yogur descremado y fresas. Para el almuerzo, arroz integral con verduras y un kiwi. Luego merendar un jugo de pomelo natural y una mandarina. Y cenar espinacas con pasas, un pan integral con tomate y jamón; y una rodaja de ananá.

Jueves: desayunar té verde sin azúcar; un kiwi y una rodaja de pan integral con tomate y aceite. Almorzar espaguetis integrales con tomate crudo, un pescado blanco con cebolla y un yogur descremado. Merendar pan tostado integral con jamón y/o queso fresco. Y cenar puré de legumbres, atún con ensalada y ciruelas.

Viernes: comenzar con un té verde sin azúcar, junto con una rodaja de ananá y dos cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar. A media mañana, dos kiwis medianos. Luego almorzar acelga con papa, tortilla de zucchini y frutos secos. Como merienda, un yogur descremado. Y para la cena, berenjenas y alcaucil a la plancha o al horno con una carne de ternera a la plancha.                                                                          

Sábado: desayunar té verde sin azúcar o café, con un kiwi y una rodaja de pan integral con tomate y aceite. A media mañana, una banana y un yogur descremado con semillas de lino. Almorzar una ensalada de berros con tomate, junto con un pescado a la plancha con pasas. Para la merienda, un licuado de kiwi y fresas sin colar. Y cenar una ensalada de espárragos y tomate con una tortilla de berenjena.

Por último, para los días de descanso de la dieta la idea es comer lo que uno guste. Darse un permitido. Un ejemplo de menú para ese día podría ser un desayuno de huevos revueltos con un café o alguna otra infusión; un kiwi o ananá para la media mañana; pizza o hamburguesa para el mediodía; y una ensalada de lechuga, porotos y tomate para la cena.

*Recomendamos consultar previamente a un nutricionista antes de comenzar cualquier tipo de dieta, dado que cada persona tiene aspectos puntuales diferentes.

Temas relacionados
/ /