«El deporte salvará al mundo»

La atleta canadiense Melissa Bishop-Nriagu expresó su apoyo por la determinación de su país de no presentarse en Tokio si los Juegos Olímpicos se hacen en julio.

26 de marzo de 2020

La atleta canadiense Melissa Bishop-Nriagu elogió la determinación de la Federación de Canadá de no presentarse en los Juegos Olímpicos si son realizados en Tokio en julio.

Por el momento, el Comité Olímpico Internacional sigue desconociendo la problemática mundial por la pandemia del Coronavirus y la delegación de Canadá fue de la primera en oponerse firmemente, más allá de que varias federaciones de distintos deportes vienen impulsando lo mismo.

En sus redes sociales, la subcampeona mundial en 800 metros, atleta Nike y deportista olímpica habló sin pelos en la lengua y expresó su parecer:

«por favor lea * TODO esto.

Mi primera emoción fueron las lágrimas al leer el anuncio del COC. Trabajamos muy duro, durante muchos, muchos años para estar a este nivel. Sé la emoción de formar un equipo olímpico, entrar en ceremonias de apertura y competir entre los mejores del mundo. Representar a su país en los Juegos Olímpicos es un privilegio absoluto y la idea de no poder hacerlo me hace llorar. Mi mayor temor es que el COI no esté de acuerdo y que los Juegos Olímpicos continúen sin el Equipo de Canadá. ⁠

PERO esto es mucho más grande que nuestros sueños en este momento. Esto es mucho más grande que los Juegos Olímpicos. Respaldo la decisión del COC y del CPC, y espero que el COI también defienda lo que es correcto. Debemos luchar por la humanidad ahora mismo. Yo, personalmente, tengo miembros de la familia que están en esa categoría de «alto riesgo» en este momento. No estoy dispuesto a correr esos riesgos para perderlos. Ahora más que nunca, es un momento para pensar más grande que tú. Protégete a ti mismo, a tus familias y a tus comunidades.

Estaré listo y esperaré a los Juegos Olímpicos de 2020, siempre que sea posible. Todavía tengo una medalla por la que luchar. ⁠
El deporte volverá a unir al mundo. Cuando sea el momento adecuado, los Juegos Olímpicos serán una celebración». ⁠

Temas relacionados