El sexo moderado varias horas antes de una competencia no perjudica el rendimiento

Una revisión de diferentes estudios sobre el tema editada por editados la publicación especializada The Physician and Sportsmedicine, demuestra que no hay efectos negativos. Sí se cree que un intervalo menor a 120 minutos entre la actividad sexual y la actividad física podría tener consecuencias. Lo fundamental es dormir bien la noche antes.

4 de junio de 2017

Una revisión de diferentes estudios sobre el tema editada por editados la publicación especializada The Physician and Sportsmedicine, demuestra que no hay efectos negativos. Sí se cree que un intervalo menor a 120 minutos entre la actividad sexual y la actividad física podría tener consecuencias. Lo fundamental es dormir bien la noche antes.

¿Fin de un mito? Siempre se dijo que las relaciones sexuales antes de una competición no eran convenientes porque perjudicaban el rendimiento físico. Pero una revisión de diferentes estudios sobre el tema editada por editados la publicación especializada The Physician and Sportsmedicine, dada a conocer pocos días antes del inicio de los Juegos Olímpicos, demuestra que no hay efectos negativos. Y tampoco se encontraron datos sobre los posibles efectos de la masturbación. Sí se cree que un intervalo menor a dos horas entre la actividad sexual y la actividad física podría tener consecuencias. No obstante, la investigación dice que no hay información concluyente y que se necesitan más estudios al respecto.

Una investigación realizada al respecto sostiene que la actividad sexual sólo sería perjudicial si está acompañada de un mal descanso o asociada a ingesta de drogas o bebidas alcohólicas. De no ser así sería incluso hasta beneficiosa, ya que permite relajarnos y concentrarnos, repercutiendo positivamente en el rendimiento.

También se realizó una análisis sobre 15 atletas masculinos en una prueba de esfuerzo físico dos horas después de haber tenido relaciones sexuales. Y allí se comprobó una caída de rendimiento y una recuperación más lenta que el día que ejecutaron la misma prueba sin haber tenido sexo antes del esfuerzo. Esto quizá se deba a la caída en los niveles de testosterona que produce el acto sexual en los hombres al poco tiempo.

El sueño es de gran importancia en el rendimiento físico y la recuperación tras un esfuerzo. Por eso muchos entrenadores recomiendan la abstinencia en los atletas, para garantizar el buen descanso. Pero en realidad no es necesario privarse de un momento de placer y alcanza sólo con tener sexo de manera controlada y, fundamentalmente, con dormir bien luego del acto.