La importancia de una buena postura corporal

Importante para no sufrir dolores. Consejos para prevenirlos en running, ciclismo y natación.

27 de agosto de 2017

Importante para no sufrir dolores. Consejos para prevenirlos en running, ciclismo y natación.

Tener una postura corporal incorrecta puede ocasionarnos diferentes problemas físicos -en especial en el cuello- y también dolor cervical. Por eso, sea el deporte que sea que practiques, debes leer esta nota para saber cómo prevenirlos.

Natación: al nadar crol o espalda se debe procurar mantener la cabeza fija, ya que es el cuerpo el que debe de girar sobre la cabeza a un lado y otro. Conviene no llevar la cabeza levantada, porque eso ocasionará dolor en el cuello y los trapecios. Se debe intentar nadar con el cuello estirado, mirando de reojo hacia delante y con la cara siempre en dirección al fondo de la piscina.

Ciclismo: las cuestiones que hay que evitar en este caso son varias. Por ejemplo, una excesiva carga del cuerpo sobre el manubrio; una distancia que no sea correcta entre éste y el asiento; una exagerada curvatura cervical; los tirones cervicales al mirar atrás; y falta de tono muscular en trapecios, dorsales e incluso lumbares. Un detalle importante es, por supuesto, la correcta elección de tamaño de la bicicleta y el ajuste de medidas (bike fitting) para evitar problemas en la espalda.

Running: el impacto repetido, falta de amortiguación de las zapatillas, el tipo de terreno, la mala postura adelantando el cuello en la carrera y el encoger los trapecios pueden sobrecargar la zona cervical y la espalda. Además de estos temas, hay que tener en cuenta no mantener muy rígido el cuello, porque eso puede afectar incluso los movimientos en la fase de vuelo y la respiración.

El agua caliente en las cervicales después del entrenamiento es un buen aliado a la hora de relajar la musculatura. También recomendamos realizar movimientos de rotación con la cabeza, para calentar el cuello, antes y después del ejercicio.

Además, más allá de los recaudos que hay que tomar a la hora de realizar la actividad física, es importante adoptar siempre una buena postura. Por ejemplo, al sentarse frente a un escritorio para trabajar en una computadora hay que tener la espalda bien apoyada. También hay que asegurarse de que la almohada esté brindando un apoyo apropiado y cómodo para el cuello y la cabeza, y verificar que el colchón sea lo suficientemente firme.

Temas relacionados
/ / /