Quiebran la cuarentena en Francia: ya hay 13 mil muertos

A pesar de que se puede salir a correr, los runners franceses suelen romper las normas establecidas. El país atraviesa una grave crisis.

10 de abril de 2020

Las cifras de Francia alarman: ya son 13 mil los muertos por coronavirus y la situación es cada vez peor.

En tiempos de pandemia, por ejemplo en la ciudad de París se podía salir a correr con libertad, aunque cumpliendo normas de distanciamiento social.

De acuerdo a lo informado en las cuentas de twitter oficiales, Francia recomendaba: «Salir a estirar las piernas en las inmediaciones del hogar por un tiempo limitado. Las salidas no deben acumularse durante el día, por lo que debe elegir entre comprar o salir a correr».

La decisión pasa porque la actividad física reporta grandes beneficios no sólo en la faceta del estado físico de la persona, sino también en el apartado psicológico, ya que puede prevenir posibles trastornos de ansiedad y episodios de depresión.

Así, la autorización implicaba correr 1 o 2 kilómetros como máximo. No se trata de alejarse de casa. La regla es la contención para todos. Recuerda que solo se debe salir para emergencias como compras o salud. «¡Es posible correr un poco para el equilibrio, pero no 10 kilómetros!». A pesar de ello, esto no se cumplió.

¿Qué sucedió? Muchos runners salieron de todas formas en grupos, o en horarios diferentes a los permitidos.

Por lo tanto, ahora la indicación es que no se podrá correr entre las 10 y 19 horas. A pesar de ello, muchas veces se ve gente corriendo o haciendo otras actividades físicas fuera de ese rango horario.

Con este panorama, la alcalde Anne Hidalgo también recomendó hacer deporte usando mascarillas, algo que es complicad de encontrar fácilmente en las farmacias francesas.

Asimismo, la Federación de Ciclismo francesa desestimó totalmente la posibilidad de salir a pedalear, dado que la forma de realizar este tipo de actividad es mucho más compleja y se necesita libertad para poder disfrutarlo, algo que en este presente es mucho más complejo.

En el caso de detener a una persona quebrando la cuarentena, el costo de la multa que debían pagar es de 135 euros.

Temas relacionados
/