Un licuado ideal para retardar la fatiga muscular

Se trata de un licuado que mezcla ananá con remolacha. Cómo se prepara y qué beneficios aporta para la recuperación.

2 de febrero de 2019

Muchas personas confunden el cansancio con la fatiga muscular, y en realidad son cosas muy diferentes. La fatiga está asociada a un alto riesgo de lesiones y a un bajo rendimiento por exceso de entrenamiento, producido cuando los músculos no pueden ejercer su fuerza normal. También hay otro importante factor que la puede provocar, y es una mala alimentación. En ese sentido hay muchos estudios que demuestran que la principal causa de la fatiga muscular en los corredores está asociada a una disminución del consumo de hidratos de carbono almacenados en forma de glucógeno en el organismo.

El dato positivo es que hay muchos alimentos que ayudan a combatir esta disminución de hidratos de carbono, como por ejemplo la palta; los frutos secos; o la limonada. Pero también hay un licuado que es más que recomendable para este tema, y que se prepara con ananá y remolacha.

El ananá tiene altos índices de bromelina, una sustancia que ayuda a evitar la inflamación de los tendones, músculos, y otras inflamaciones que provengan del exceso de entrenamiento. También aporta Vitamina A, C y E, y minerales muy importantes para el corredor como hierro, magnesio, potasio y calcio. Mientras que la remolacha contiene nitrato de sodio y azúcares que ayudan a mejorar notablemente el desempeño al correr, reduciendo el consumo de oxigeno durante el ejercicio y teniendo una mayor tolerancia a la alta intensidad. Además, es muy usado para reducir la hipertensión arterial.

Este licuado se recomienda tomarlo unas dos horas antes de correr, o entre diez y 40 minutos después del ejercicio, para así lograr un mejor efecto contra la fatiga muscular. Y se lo puede preparar también con trozos de arándanos o almendras, acompañando con hielo a gusto.

Temas relacionados
/ / / /