Vale Baron, la mezcla entre una sonrisa para una publicidad con velocidad en las pistas

La atleta nacida en Eldorado cuenta con dos de las mejores marcas nacionales en los 400 metros con vallas. Ansiosa por volver al CENARD, relata los secretos de la prueba.

20 de mayo de 2020

(Por Federico Sánchez Parodi).- Su sonrisa sobresale. Si apareciera en alguna publicidad, no sería algo descabellado. Incluso, filmó algunas. En cambio, la tonada misionera, del norte argentino, pasa desapercibida en la pista del Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), en Buenos Aires. Claro, dicho lugar tiene entrenando a los mejores atletas del país y su presencia es lógica.

Valeria Baron cuenta con la sexta y novena mejores marcas del atletismo nacional en la distancia de 400 metros con vallas. En el presente, es en su país la única que puede competirle en dicha disciplina a Fiorella Chiappe Madsen, poseedora del récord argentino.

Pero sus resultados no fueron por «buenas carreras», sino producto de algo más, de años de estar lejos de su familia y brindarse de lleno por el atletismo. De horas buscando perfeccionar la técnica y mejorar su ritmo y estilo para superar valla tras valla en la vuelta que le da a la pista de atletismo.

Hoy, en plena pandemia por coronavirus y con las pistas de atletismo cerradas, combina ejercicios como saltar la soga, subir y bajar escaleras, rutinas tabata y cardio, uso de mancuernas y una barra, y bandas elásticas.

De lo contrario, su día comenzaría dando vueltas a la pista de atletismo y buscando las vallas para saltar.

Sus comienzos fueron en distancias menores, de 100 y 200 metros, pero fue sintiendo «que le quedaban cortos», y ella quería más. Así fue como se volcó a la distancia de 400 metros con vallas y encontró «su prueba».

«Amo los 400 metros con vallas, empecé corriendo menos, pero necesitaba una exigencia mayor, como que me quedaba más resto», recuerda sobre ese click que dio en su carrera deportiva.

Al hablar de la distancia, la atleta sponsoreada por Adidas cuenta: «Obviamente, la diferencia principal es el obstáculo, pero todo se enfoca en el tipo de entrenamiento. En la carrera en llano, se debe trabajar la técnica, en el desplazamiento del atleta de la mejor forma.  En cambio, en las vallas, lo que tenes que combinar es la técnica, velocidad y el ritmo».

«Esta disciplina es diferente y tiene sus particularidades, pero por sobre todo, se transforma en una prueba muy rítmica y técnica, ahí están las claves. Ojo, los 100 metros con vallas es otro mundo, completamente diferente», refuerza la atleta federada para el club Quirón.

La bandera, un orgullo

Valeria tiene entre sus logros, la medalla de bronce en la posta de los 400 metros con vallas, junto con Fiorella Chiappe, Ayelén Diogo y Noelia Martínez.

Nacida en Eldorado, ama vestir los colores de la Argentina, aunque también confiesa: «Es una presión. Es sin dudas un honor, es lograr un objetivo que aspirabas, pero también queres que te vaya bien».

El 2020 seguramente quedará en el olvido. Tanto para ella como para todos los demás. Sus carreras…canceladas. Y lo más importante, el seguirse descubriendo como atleta, sin dudas quedará para los próximos años.

 

Temas relacionados