Cinco lugares de Argentina donde se puede ir al gimnasio

En diferentes ciudades ya se vive una etapa de flexibilización y los deportistas pueden entrenar en medio de una nueva «normalidad».

4 de junio de 2020

En diferentes ciudades de Argentina ya se vive una etapa de flexibilización y los deportistas pueden entrenar en medio de una nueva «normalidad».

Ushuaia habilitó los gimnasios

En la provincia de Tierra del Fuego, la ciudad de Ushuaia habilitó la posibilidad de entrenar en los gimnasios.

De hecho, cada uno de los locales recibió de parte de la Municipalidad kits sanitizantes para la seguridad, prevención y desinfección de los locales y elementos de uso.

Jujuy permite la natación y los gimnasios

El en norte argentino, la provincia de Jujuy ya habilitó los entrenamientos en los gimnasios y en las piletas de natación.

Dado que no cuentan con casos de contagio y gracias a que la provincia se encuentra en Fase III, y respetando determinados protocolos, ya se pueden realizar los entrenamientos.

San Juan da luz verde

El Gobierno de la provincia de San Juan dictó una serie de reglas para respetar, tal como el ingreso de los deportistas a los gimnasios por turno, como también el horario de apertura entre las 7 y 20 horas.

Cada turno durará un máximo de una hora y, entre cada una de las clases, habrá 15 minutos para que los encargados puedan desinfectar el edificio y las máquinas de entrenamiento.

Los permisos en Neuquén

En la ciudad de Neuquén, se autorizará la apertura de locales de gimnasios, estudios de pilates, centros de yoga, reiki, taichí y las piletas de natación.

Respecto de las actividades en gimnasios, solamente se podrán realizar clases por turnos y su duración deberá ser de 45 minutos.

Tras finalizar cada clase, se deberán destinar 15 minutos para la desinfección del lugar y el equipamiento. Además, no se permitirán los circuitos aeróbicos.

En el caso de los natatorios, habrá que utilizar usar una cantidad mínima de cloro, desinfectar toda la zona y prohibir la utilización de vestuarios.

A la hora de nadar, se permitirá sólo la actividad de dos personas por andarivel.

Seis claves en Rosario

En la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, el Gobierno local determinó un protocolo con seis aspectos para tener en cuenta:

  • Se debe respetar el distanciamiento físico, brindando turnos por tiempo de permanencia en el lugar y el uso intercalado de los equipos de entrenamiento.
  • Los turnos deben tener un intervalo de 10 minutos como mínimo para evitar superposición de clases de alumnos y poder limpiar el lugar.
  • Se debe respetar una serie de medidas de limpieza e higiene personal de cada usuario, del espacio y del equipamiento.
  • Uso obligatorio de tapabocas o máscaras protectoras.
  • Los entrenadores deben mantener una distancia de 2 metros con respecto al deportista.
  • Adaptar los programas de entrenamiento para mantener la distancia social.
Temas relacionados
/