Dos atletas vieron un robo, persiguieron a ladrón e impidieron un delito

Dos atletas que se encontraban entrenando en los bosques de Palermo presenciaron un intento de robo y al ver la situación, persiguieron y atraparon al ladrón, logrando recuperar un teléfono celular que había sido robado.

Por Fede Sánchez Parodi
16 de enero de 2023

Nicolás Melgarejo y Sebastián Oriani son dos amigos que comparten la pasión de correr. Ciertamente, son buenos en lo que hacen. Atletas federados del área metropolitana, forman parte del club Los Ñandúes, de Buenos Aires.

Ambos suelen competir tanto en carreras de calle como en pruebas de atletismo, aunque hoy en día están preparando distancias diferentes. Y esta vez, más allá de su amor por el deporte, lo que los unió fue una buena causa que terminó con un final feliz.

Los dos atletas que se encontraban entrenando en los bosques de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, presenciaron un intento de robo y al ver la situación, persiguieron y atraparon al ladrón, logrando recuperar un teléfono celular que había sido robado.

Melgarejo y Oriani, en uno de sus entrenamientos.

Ambos corredores compartían un entrenamiento cuando oyeron un grito de auxilio, de una chica a la que le habían robado el teléfono. Al ver correr al ladrón, salieron en su persecución y tras 100 metros, consiguieron arrinconarlo y atraparlo, impidiendo que pudiera huir con el móvil.

¿Cómo correr más rápido?

Una carrera de 100 metros

Como si fuera una prueba de velocidad, los dos atletas persiguieron al ladrón por 100 metros, y no les fue difícil atraparlo, dado que ambos tienen experiencia y están preparados.

En diálogo con Más Aire, Oriani y Melgarejo relataron: “Estábamos haciendo un entrenamiento de larga distancia cuando oímos gritos y ahí, dejamos de lado lo nuestro y preferimos ayudar. Sabemos que perseguir a un ladrón tiene su riesgo, puede estar armado, pero en ese momento no lo pensamos”.

“Nos salió por instinto, ver a la chica como perseguía al ladrón y esa impotencia que te genera que se lleven algo que es tuyo y que cuesta esfuerzo tenerlo es algo que te da rabia”, coincidieron los dos, al tiempo que agregaron: “Cuando alcanzamos al delincuente, lo rodeamos entre varios, pero sólo quisimos que devolviera lo robado. Tras entregar el teléfono, se fue”.

Dos atletas, objetivos diferentes

Los dos atletas pertenecen a uno de los clubes de atletismo con mayor tradición del área metropolitana: Los Ñandúes. En medio de la pretemporada de preparación física, Nicolás Melgarejo tiene como objetivo correr la maratón de Santa Rosa en abril, donde intentará mejorar su marca personal.

En tanto, Sebastián Oriani está enfocado en bajar sus tiempos tanto en pruebas de calle como en pista de atletismo. A su vez, también le dedica tiempo a tocar la guitarra en la banda de rock Smor.

Este episodio es similar al vivido dos años atrás por la campeona nacional de 800 metros y modelo, Evangelina “Vanshi” Thomas, que persiguió y atrapó a un ladrón que había ingresado a su domicilio para robarle sus pertenencias.

Los beneficios de los entrenamientos largos

El caso de Vanshi Thomas

En mayo de 2021, en Trelew, provincia de Chubut, la atleta Evangelina “Vanshi” Thomas llegó a su casa y vio todo revuelto. Ahí se percató que un ladrón estaba huyendo por la ventana con varios artículos robados y sin pensarlo dos veces, salió a perseguirlo.

Vanshi Thomas, la atleta que atrapó a un ladrón.

La campeona argentina de 800 metros comenzó a correr y logró atrapar al malviviente, que en una mochila portaba una notebook, entre otras cosas.

Ahí, “Vanshi” lo detuvo, aunque fue agredida por el hombre. Por fortuna, varias personas se metieron y lo atraparon, hasta que llevó la policía.

El ladrón tiene varias causas y estuvo preso anteriormente. Ahora, la atleta espera que quedé preso: “Tengo mucho miedo de que me lo cruce por la calle. Si estaba armado, podría haber pasado cualquier cosa. Pasa que llegué a casa y reaccioné, por eso lo perseguí”.

Temas relacionados
/ /