Hacer cumbre en el Lanín, un desafío posible

Con 3747 metros de altura, en la Patagonia de Argentina y muy cerca de Chile, es uno de los volcanes elegidos por los montañistas.

11 de mayo de 2020

(Por Federico Sánchez Parodi).- El volcán Lanín es en la Argentina uno de los escenarios más elegidos para hacer cumbre por los amantes del senderismo y el trekking.

Con sus 3747 metros de altura, cerca de 3500 montañistas se registran anualmente para intentar alcanzar la cima del Lanín.

La travesía lleva dos días, avanzando sobre un suelo de morenas volcánicas, laderas empinadas y nieves eternas.

En el sudoeste de Neuquén y a un paso de Chile, poder completar el desafío no es imposible. Sólo exigen un buen estado físico o entrenamiento como para cargar una mochila de unos 15 kilogramos durante dos jornadas y trekking de alrededor de 13 horas en un día.

La expedición está catalogada con una dificultad técnica baja o media, pero exigente desde el punto de vista físico.

Todo comienza en la mañana de la primera jornada, al pasar por las rutas 23 y 60 hasta el paso Tromen, donde se hace el rápido trámite de registro en la oficina de Parques Nacionales, que habilita la escalada.

La Cumbre de los Dioses, un film para los amantes del trekking

A partir de allí, se ingresa en un bosque de ñires y lengas, para situarse en la base del Lanín. De a poco se empieza a subir por su ladera norte.

A la distancia se ven los lagos argentinos y chilenos, como Tromen, Quillen, Huechulafquen, Epulafquen y Paimun, además de la ruta provincial 60 (en Chile es la ruta nacional 199).

El trekking es lento, con descansos de 15 minutos cada hora y culmina al llegar a los domos del refugio, a 2.300 metros del altura, después de casi cinco horas.

Lo aconsejable es dormirse temprano, e iniciar la caminata rumbo a la cumbre en la segunda jornada. Cerca de las 2 o 3 de la madrugada, los montañistas empezarán con el ascenso.

Cuando uno pasa los 2.600 metros, se encuentra hielo y es necesario calzarse los grampones.

En el último tramo, los trayectos a caminar son extensos. La marcha debe ser lo suficientemente sostenida para llegar a la cima a al mediodía, ya que por reglamentación de Parques Nacionales el horario límite para iniciar el retorno -y estar en la base antes de la noche-, es las 12.30.

Al llegar a la cima, el esfuerzo habrá valido la pena, con una vista imponente e impactante.

Fuente de consulta: Agencia Télam y Parques Nacionales.

Temas relacionados
/